¿Por qué hornear es más saludable que otras formas de cocinar?


Consumir una dieta saludable es el primer paso para fomentar la buena salud.

Las dietas saludables incluyen comer más frutas y verduras, reemplazar los alimentos refinados con alimentos integrales, reducir la ingesta de sal y azúcar y limitar el consumo de alcohol y grasas.

Pero comer sano no se limita a agregar frutas y verduras a tu dieta. También tiene mucho que ver con el método de cocción.

El método de cocción afecta el valor nutricional y el contenido de grasa del plato.

Una de las mejores formas de reducir el consumo de grasas es adoptar una técnica de cocina más saludable.

Si estás cuidando tu peso o padeces una enfermedad crónica como diabetes o hipertensión, evite los platos fritos. En tu lugar, debes pasar de freír a hornear.

Hornear es una técnica de cocina muy preferida, recomendada por expertos en salud para hacer que los platos sean saludables para ti y tu familia.

Resultado de imagen para cocina horneada

Además del pan, pasteles y los postres, la cocción también se puede utilizar para cocinar mariscos, aves, carne magra y vegetales.

El freír agrega una cantidad considerable de grasa a los alimentos, mientras que se necesita “poca o ninguna grasa” para hornear.

Cuando tengas que decidir entre freír y hornear tus alimentos, elige hornear tus alimentos.

Las personas conscientes de la salud y las que se someten a dietas especiales se benefician del bajo contenido de grasa en los alimentos horneados, mientras disfrutan de la ternura y el sabor de este método de cocción saludable.

Consejos rápidos para hacer que los productos horneados sean saludables y sabrosos

Puedes usar adobos, pimientos, chiles frescos, jugos cítricos y hierbas frescas o secas para agregar especias a tu comida en lugar de depender de la grasa para producir sabor.

Por ejemplo, puede simplemente cubrir el pescado al horno con jugo de limón y pimienta negra, o marinarlo en una mezcla de aceite de oliva y especias antes de hornearlo para crear un plato sabroso.

Puedes satisfacer tus antojos incluso con porciones más pequeñas utilizando ingredientes de alta calidad para obtener un producto más sabroso.

Por ejemplo, usar vainas de vainilla en lugar de extracto de vainilla. Optar por el chocolate de alta calidad y asegúrate de que tus especias estén frescas para lograr el sabor más audaz en tu plato.

El método de cocción es un factor muy importante cuando intentas lograr o mantener una alimentación más saludable.

Resultado de imagen para cocina horneada

Freír los alimentos puede ser dañino para la salud debido a la ingesta de grasas innecesarias.

Hornear ayuda a controlar el nivel de grasa en los alimentos. Esto te ayuda a mantener una alimentación saludable y un peso corporal óptimo.

Cocinar de forma saludable no significa que debas ser altamente calificado como un chef gourmet o invertir en utensilios de cocina caros.

Simplemente usa técnicas básicas de cocina para preparar tu comida de varias formas saludables.

Además, tienes todo el poder de decisión para elegir los productos e ingredientes, así desde una carne magra hasta los postres y pasteles los podrás llevar a un punto saludable sin problema.